Cómo conocer tus dones

18.11.2021

 Había una vez un jardín en el que todos sus habitantes eran felices.

Todos, salvo un árbol que se sentía incapaz de dar frutos, por lo que estaba siempre triste y acumulaba una gran frustración.

Todos los otros árboles le aconsejaban sobre cómo mejorar su producción.

El alegre manzano le animaba a que se concentrase en dar manzanas porque eso era lo más fácil que había en el mundo. Por su parte el elegante rosal le sugería que pusiera toda su energía en dar coloridas y perfumadas rosas, porque aquello era lo más maravilloso que podía haber en todo el universo.

Un día pasó por allí un búho. Todos sabemos que el búho es la más sabia de entre todas las aves del bosque. Por lo que en apenas unos minutos se dio cuenta de lo que estaba pasando y le dijo al pequeño árbol:

"No te preocupes, no te sucede nada grave. Lo que te pasa es que no sabes quien eres. La solución  a tu problema radica en que te conozcas a ti mismo. Tienes que pararte a pensar, preguntarte quien eres y entonces encontraras tu cometido en la vida"

Tras días de reflexión profunda, el arbolito escucho la suave voz de su corazón, de su yo interior que le decía: 

"Tú nunca vas a dar jugosas manzanas, porque tú no eres un manzano. Tampoco darás preciosas y perfumadas rosas, porque no eres un rosal. Tú eres un magnífico roble, eso es lo que tú eres.  Tu destino es crecer fuerte y majestuoso. Tu destino es dar sombra al viajero, cobijo a las aves y sostén a la tierra. Sé un roble, atrévete a ser quien realmente eres y conviértete en el mejor roble que puedas llegar a ser"

Al contrario de lo que le sucedia al pequeño roble, todos los seres humanos poseemos en potencia todas las virtudes, todos tenemos la rara capacidad de dar manzanas y rosas a la vez. Aunque también es verdad que todos tenemos cuatro o cinco dones o virtudes más desarrolladas que solemos considerar nuestras fortalezas. Y otras cuantas más debiles que debemos trabajar y que son nuestros defectos, por así decirlo.

Pero para poder desarrollar los dones es fundamental conocerse a si mismo, cómo ya nos advertían hace siglos a la entrada del templo de Delfos.

Aquí vamos a indagar un poco sobre diferentes formas o métodos para llegar a conocer cuáles son esos dones que poseemos y cuales podemos potenciar a través del trabajo consciente.

A continuación una pequeña lista de esas herramientas que nos ayudan a escuchar nuestra pequeña voz interior o que nos ponen en contacto con esa información de diversas formas.

Para mí la reina de todas las prácticas es la Meditación. Esta técnica nos ayuda a ir cada vez más profundo atravesando los territorios de la mente y la consciencia hasta llegar a la verdadera Esencia, a nuestro Ser Esencial. Incorporar esta práctica en nuestro día a día no solo nos ayudará a cada vez percibir de una forma más clara nuestra pequeña voz, si no que hará que los dones que nos son propios se vayan abriendo paso hacía la superficie de forma natural.

Otra forma de conectar con esa valiosa información es a través de una lectura de Registros Akashicos. Los registros guardan toda la información de nuestra alma desde el comienzo del ciclo de encarnación  y a ellos podemos acudir para adquirir este tipo de información. Para acceder a los registros necesitas la ayuda de una persona que esté iniciada en la técnica o recibir tú misma la iniciación en un taller de Iniciación en Registros Akashicos.


También puedes conocer más sobre tus dones y fortalezas a través de herramientas como la Carta Astral, el Diseño Humano o el Oráculo Maya. Estas tres técnica utilizan tu fecha de nacimiento para desarrollar esta información de forma realmente profunda. Cada una aporta su propia visión, pero la información te lleva al mismo lugar por diferentes caminos, siendo sorprendente poder ver como al final los tres sistemas confluyen en describir lo mismo aunque con diferentes palabras.

Otro sistema que utiliza la fechas de nacimiento  esta vez junto con el nombre, es la Numerología . A través de ella se despliega una amplia información sobre los dones del alma, los de la personalidad, el camino de vida, etc...

El Árbol de la Vida Natal también utiliza la fecha de nacimiento y el nombre completo para aportar información profunda y valiosa sobre tus dones, retos, propósito vital, bloqueos, miedos, crisis...tanto del nivel del consciente, como del inconsciente y del alma.

Y por último la lectura de botellas del Sistema de Cuidados del Color de Aura-Soma, un sistema que combina el color y la numerología para aportar una gran cantidad de información sobre las capacidades y dones tanto al nivel de la personalidad, como del rayo de encarnación y del alma. Esta lectura además hace posible conocee los colores de tu aura de forma sencilla.

Una vez que conoces cuales son los dones que puedes potenciar  y cuales son esos otros que ya están bien constituidos y que puedes usar como pilares en tu  desarrollo, solo faltaría ponerse manos a la obra para fortalecer los débiles.

La forma de hacerlo será el tema del próximo post.

Por el momento te invito a que si quieres conocer cuales son esos dones, te pongas en contacto conmigo y entre las dos buscaremos la herramienta más adecuada en tu caso para llegar al fondo de la cuestión.