Cómo Transformar tu Realidad

26.05.2021
La mayoría de nosotros quisiéramos tener una vida diferente a la que tenemos. La mayoría de nosotros nos esforzamos por lograr los mejores resultados para nuestra vida y gran parte de las veces no funciona. Buscamos cambiar la realidad, modificar la apariencia de las cosas, sin darnos cuenta que el secreto de esta cambio está al alcance de nuestra mano.

Solo lo que vemos existe para nuestra mente, solo lo que percibimos es real, y es real tal y como lo percibimos. De forma que si cambiamos la forma en la que percibimos, lo que percibimos cambia.

Pero nuestro sistema de percepción está mediado por las ideas o creencias con las que etiquetamos las situaciones que vivimos. De tal manera que si ante un hecho concreto nosotros lo etiquetamos como negativo o malo, todo nuestro sistema de percepción se va a ordenar, se va a configurar para sentirse mal con lo acontecido. En cambio si lo etiquetamos como bueno o positivo, todo nuestro sistema se va a configurar para sentirse bien con lo mismo.

La pregunta es ¿Y como hacemos para sentirnos bien ante cualquier tipo de perdida o de carencia como puede ser una enfermedad, una muerte o la perdida del trabajo, por ejemplo?

La cuestión es tener trabajado un sistema de valores o de creencias que nos permita entender lo siguiente:

  • Todo pasa por algo, en todo hay encerrado un "para que".
  • La vida compensa siempre, toda perdida trae algo bueno y positivo consigo.
  • Todo es por aprendizaje, en todo hay una lección que aprender.
  • La aceptación y la no resistencia es el primer paso del cambio.
  • El cambio tiene que darse dentro, a nivel mental, para que se refleje fuera.
  • Todo radica en cómo vemos las cosas, sabiendo esto, haremos el esfuerzo de ver lo mejor posible en cada situación.
  • Agradece los regalos ocultos en la situación aunque ahora no los puedas ver.  
  • Todo es siempre perfecto y todo pasa como tiene que pasar, hay un plan maestro que lo guia y ordena todo.

Nuestra realidad cambia cuando nos salimos de la interpretación dual de la mente racional, cuando dejamos de juzgar, cuando alcanzamos un punto neutro y nos decimos a nosotros mismos: ni bueno ni malo, perfecto.

Elegir el Camino de Enmedio de los budistas, este que resulta tan difícil de transitar pero que tan buenos resultados aporta a quienes son capaces de hacerse con el gobierno de sus mentes y no salirse  del sendero.

Porque es verdad, todo es perfecto siempre, pero la perfección se oculta  tras las apariencias y el milagro sucede para aquellos que no se dejan seducir por el engaño y siguen confiando en la Luz Oculta.