El Secreto de tu Abundancia

26.04.2021

Durante mucho tiempo he pasado por situaciones bastante complicadas a nivel económico. A pesar de saber todo lo que sé, me ha costado superar estas limitaciones. He tenido que emplearme a fondo para cambiar programaciones negativas relacionadas con el dinero, el merecimiento, la prosperidad, el éxito, el trabajo, la abundancia, la felicidad...

Durante años de inconsciencia estuve creando para mí una realidad absolutamente contraria a la que deseaba vivir, pero no tenía ni idea de que lo estuviera haciendo. No me resultó nada fácil dar la vuelta a la tortilla, a una situación que era fruto, no solo de mi sistema de creencias, si no también de mi árbol genealógico y de mis implicaciones con los miembros rechazados de ese árbol.

Pero mis creencias no solo se limitaban a toda una serie de esquemas de pensamiento muy bien estructurados y sólidos sobre lo que es la vida, si no principalmente a una serie de ideas equivocadas sobre mi misma, sobre quien soy yo y cual es mi potencial.

Porque yo desconocía quien soy realmente, como la mayoría de nosotros, lo cual me hacía vivir como si fuera impotente, incapaz de resolver y hacerme cargo de mi vida, llena de dudas y miedos.

Poco a poco fui tomando conciencia de cuales eran las cosas que me bloqueaban, cuales eran esas creencias erróneas que me mantenían separada de mi verdadero potencial, que me impedían expresar y manifestar mi verdadera naturaleza abundante.

El camino no ha sido fácil, el camino ha sido largo y estrecho, pero por fin puedo decir que vibro en sintonía con la fuente de la abundancia, que he perdido el miedo a la carencia, que conozco el secreto que  permite estar en el flujo independientemente de las apariencias externas.

Porque todos conocemos personas a las que no les afectan las crisis, personas que no sufren la perdida económica por mucho que la situación mundial se complique, personas que pueden atravesar el valle de la muerte sin que la desgracia les toque ni siquiera un solo pelo de su cabeza.

Y no digo que esto sea fácil, para nada, pero esto es algo que se puede conseguir.

¿Cómo?

Después de haber andado muchos caminos conozco el atajo. Y el atajo es saber quien eres realmente. Saber que estas conectado con la Fuente de la Abundancia Infinita, que está en ti, que eso es lo que tú eres. La Fuente está en nuestra conciencia, y basta con reconocerlo para poder activarla y vivir de su Gracia, de su Otorgamiento.

Así, en cualquier situación de aparente carencia, debemos recordar que todo está en nosotros, en nuestra propia Conciencia Infinita. Cuando recordamos esa verdad de forma continua a pesar de las circunstancias difíciles que nos puedan rodear, todo se aclara y empezamos a recibir lo que nuestra alma tiene para nosotros, para cada uno de nosotros, que es mucho más de lo que jamás hubiésemos podido imaginar.