Una mejora del 10% para cambiar el mundo

09.06.2020

Al principio de la cuarentena por Covid-19, escuché a un maestro de meditación indú al que sigo habitualmente, Sadguru, comentar durante una de sus conferencias, que si cada uno de nosotros tan sólo nos propusiéramos una mejora del 10% en cada una de las áreas de nuestra vida, el mundo se transformaría de la noche a la mañana.

Acepté el reto y decidí ponerme manos a la obra en ese sentido. Parte de esa respuesta es esta nueva web que he puesto en marcha con todas las propuestas que puedo ofrecer para ayudar a aumentar el nivel de entendimiento y bienestar a las personas que decidan contactar conmigo.

Pero en realidad no necesitamos cambiar toda nuestra vida, si no descubrir y tapar aquellos huecos por los que se fuga la Luz.

Esos espacios son los que necesitan de nuestra atención y corrección. Corregir esto es lo que hemos venido a hacer aquí, nuestro propósito de vida, lo que cada uno de nosotros puede aportar al mundo y lo no puede aportar nadie más.

¿Cómo sabemos qué es aquello que debemos cambiar? Cualquier cosa que nos moleste en el otro o en el mundo que nos rodea, es algo que nos toca a nosotros iluminar. Y lo hacemos iluminando eso en nosotros mismos porque es el único espacio en el que tenemos todo el poder. Y ese cambio siempre es a nivel mental, siempre supone una nueva percepción. 

Percepción que consiste en aceptar que todo es perfecto, ni bueno ni malo, perfecto. Simplemente perfecto, que todo es para algo, que en todo hay aprendizaje y que eso es o que tenemos que buscar, el aprendizaje que hay oculto en todo lo que nos acontece.